Papas asadas al horno

Papas asadas al horno

No importa cómo las llamemos. Tanto las papas como las patatas son deliciosas y quedan bien de cualquier manera.

Lo mejor es que ya es temporada.

Hoy quiero invitarte a que pruebes esta receta de papas rellenas asadas. Inspirada en la receta tradicional del Mediterráneo, hemos cambiado algunos ingredientes para tropicalizarlas un poco.

Pero te aseguro que la esencia es la misma. Y el sabor, inmejorable.

Vamos a poner manos a la obra.

Primero los ingredientes:

Ingredientes para papas asadas.

  • 3 papas grandes
  • 4 cucharadas de champiñones troceados.
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de Romero fresco troceado
  • 10 hojas de Menta bien picadas
  • 5 hojas de albaca morada
  • 2 cucharadas de mantequilla o 4 de aceite de oliva.
  • Queso parmesano

Primeros pasos

Lo primero que vas a hacer es lavar muy bien esas papas. El objetivo es dejarlas relucientes, ya que se hornean con cáscara. Una vez bien lavadas, ponlas sobre un paño hasta que estén completamente secas. Córtalas a la mitad, longitudinalmente. De esta manera te quedarán 6 mitades.

Pon un chorrito de aceite de oliva o mantequilla en una bandeja para horno, y repártelo bien por toda la superficie. Engrasa también las seis mitades de papas todo lo que puedas. Agrégales sal y pimienta al gusto.

Hornea las patatas por unos 45 minutos, hasta que estén perfectamente cocidas.

El relleno de las papas

Cuando saques las papas del horno, haz una cavidad en el centro de cada una con una cuchara. De esta manera, te quedarán 6 mitades con una buena depresión en el centro, ahí pondrás el relleno.

Ten cuidado de no profundizar mucho para que no debilites los bordes de la patata. Pon en un bowl la masa que vas extrayendo, agrégale el huevo, los champiñones y los demás ingredientes, menos el queso. Que lo usarás para gratinar.

Mezcla bien todo hasta que quede una pasta homogénea. Y coloca una cantidad generosa de relleno en los orificios que hiciste.

Pon las papas rellenas en la bandeja, y gratina con el queso.

Ya podemos hornear sin miedo.

Con unos 15 minutos a 180 grados Celsius será suficiente.

El emplatado final

Coloca las patatas en un plato o fuente, y decora con una rama de Romero fresco o Perejil bien picado.

Cerciórate de dejar la misma cantidad de espacio lleno que de espacio vacío, esto le dará equilibrio al emplatado.

Alternativas a algunos ingredientes.

Ya viste que en esta receta podemos sustituir la mantequilla por el aceite de oliva. En el caso del queso parmesano, puedes cambiarlo por queso tipo cheddar. Pero quiero compartirte lo que hicimos hace algún tiempo.

Resulta que tratamos de hacer yogurt por nuestra cuenta y no funcionó. El suero y los sólidos lácteos se separaron completamente. Para colmo de males, el sabor no era para nada ácido.

Como aquí no botamos nada, le dimos una segunda oportunidad. Pasados 3 días, escurrimos el suero con la ayuda de un colador y le pusimos un poco de sal. Presionamos bien para que escurriera por algunas horas, y listo. Nos quedó un pequeño queso fresco casero con el que hicimos esta receta.

Así que ya sabes, esa leche cortada o ese yogurt que no salió bien, pueden convertirse en platos exquisitos.

Por último, aunque este es un plato vegetariano, puedes volverte creativo e idear otros rellenos. No olvides dejar un comentario si tienes dudas, o para saber qué tal te quedó.

Si has disfrutado leyendo nuestro blog te invitamos a compartirlo con tus amigos y en tus redes sociales.

Puedes visitar nuestra tienda y chequear nuestros diseños. También puedes invitarnos a un café o un buen té verde. La vida es mejor si la compartimos con otros. Recuerda sonreír y ser feliz en el proceso.

Deja un comentario

©esahora